Buscar
  • Housec

Construcciones tradicionales versus industrializadas, ¿Cuáles son las diferencias?

Es común que se generen confusiones al hablar de los distintos tipos de viviendas según su forma de construcción. En este posteo, te contamos qué significa y cuales son las principales diferencias entre las viviendas tradicionales, industrializadas y prefabricadas.


¿Cuándo una vivienda es considerada una construcción tradicional?


Hasta hace algunos años, hablar de construcción tradicional era hablar de una vivienda con mampostería de ladrillos cerámicos o comunes, o, en algunos casos, mampostería de bloques de hormigón. Aún hoy en día, a cualquier persona que se le pregunte qué es construcción tradicional hará referencia a una construcción con ladrillos.

Luego de más de 20 años de experiencia con el sistema Steel Frame, el mismo fue reconocido como construcción tradicional por la Secretaría de Vivienda y Hábitat mediante Resolución 5-E del 30 de enero de 2018. Esto posibilitó que, a partir de esa fecha, todo trabajo que utilice ese sistema (y el Wood Frame) está exento de la presentación de Certificados de Aptitud Técnica, cuando antes eran obligatorios en todos los casos.


La construcción húmeda con mampuestos utiliza el ladrillo como pieza fundamental en sus diferentes formas. Su proceso constructivo se basa en la unión de estos mampuestos con mezclas húmedas (morteros), generalmente de cemento, mediante procesos artesanales. Si bien han comenzado a aparecer en el mercado morteros sintéticos que reducen los tiempos de montaje y que se aplican a través de cartuchos, su uso es incipiente y poco difundido.


Viviendas industrializadas o prefabricadas

La prefabricación es un concepto que significa “una construcción realizada por partes fabricadas previamente para su posterior montaje”.

Por industrialización de la construcción se entiende al proceso en el cual se pueden aplicar prácticas de la industria manufacturera al proceso constructivo.

Ambos conceptos son aplicables a la construcción en seco y al Steel Frame ya que son propios de ambos sistemas el uso de prácticas de la industria: procesos en serie (no artesanales) y la utilización de herramientas de alta eficiencia con materiales certificados.

Aún en los casos de construcción in situ, las prácticas de la construcción en seco y el Steel Frame remiten a la industria manufacturera, aumentando la eficiencia de los procesos. La prefabricación es un paso más hacia el aumento de dicha eficiencia.


Beneficios del armado de paneles en taller


Prefabricar paneles o, dicho en otras palabras, fabricar paneles de Steel Frame o partes en taller implica trabajar en condiciones de industria: en climas controlados, en mesas de panelizado más o menos sofisticadas que permiten el armado de paneles en forma seriada. La eficiencia del proceso se multiplica si se trata de construir varias viviendas iguales, en cuyo caso se reducen aún más los tiempos de montaje.


El Steel Frame permite una prefabricación total en taller, reduciendo notablemente el tiempo de montaje en obra, evitando demoras por climas adversos y generando una mejora sustancial en las condiciones de trabajo de los operarios.

La industrialización es una de las características fundamentales del Steel Frame ya que los materiales que componen el sistema son de origen industrial: se fabrican por procesos automatizados que garantizan que, como resultado, los materiales sean estándar, con características idénticas tanto en las medidas como en sus prestaciones técnicas. Por lo tanto, contar con materiales industrializados aporta al sistema la posibilidad de conocer de antemano cuál será el consumo final de cada componente, su desperdicio, su comportamiento dentro de la solución constructiva y el impacto ambiental que genera.


Fuente: https://www.adbarbieri.com/blog/viviendas-tradicionales-industrializadas-prefabricadas-sus-diferencias




2 visualizaciones0 comentarios
whatsapp.png
Consultá
ahora